OBJETOS DE DECORACIÓN

¿El pájaro o la liebre?

Quesada conserva esa atmósfera íntima y personal de los comercios de antaño, un lugar que nos ofrece confort y que cautiva nuestra imaginación. En la tienda pueden encontrarse cantidad de objetos que despiertan la curiosidad de los grandes viajeros y esos minúsculos detalles que decoran nuestras vidas.
Zapatos que calzan los pies de un hada, peces de loza que podrían sumergirse en nuestros sueños, gatos pintados por un artista bohemio, gallinas que son cajas, grabados de una artista enamorada de Japón, recipientes de porcelana con formas orgánicas (melones, pepinos, calabazas), collares que parecen encontrados tras el espejo de Alicia, y otros objetos más convencionales aunque no por ello menos bellos y atractivos como marcos, jarrones, lámparas, cojines, vajillas, teteras… Un paraíso del interiorismo donde perderse sin prisas.